Calidad del aire atmosférico - Sonda QAA

Medir y analizar: la sonda QAA alimenta modelos de predicción para orientar su entorno urbano.
La calidad del aire exterior

Calidad del aire atmosférico - Sonda QAA

Medir y analizar: la sonda QAA alimenta modelos de predicción para orientar su entorno urbano.
Calidad del aire exterior, multisensores, partículas finas, temperatura, humedad

1 SONDA, 6 Medidas

¡Vigile los principales contaminantes y entornos!

QAA está equipado por defecto con 3 sensores: La temperatura, Humedad (absoluta y relativa), Partículas finas (PM1, PM2,5, PM10).

También es posible añadir hasta 3 sensores adicionales:  Ruido (medio y alto), NO2, O3. 

Dos posibles usos

comparar la calidad del aire interior con la del aire exterior

Comparación con la calidad del aire interior

Además del sensor EP5000 IAQ para el aire interior, se optimizan las operaciones de ventilación manual (apertura de ventanas) o automática (control de la ventilación).

Calidad del aire exterior, picos de contaminación, ciudad inteligente

Control de la contaminación para SMART CITY

Al proporcionar datos precisos sobre la calidad del aire exterior, la sonda ayuda a tomar decisiones informadas para crear entornos urbanos más sanos y sostenibles.

Diseño discreto e instalación rápida

Adecuado para edificios de supervisión local.
Montaje en poste para ciudades.
Calidad del aire exterior, picos de contaminación, ciudad inteligente

Diseño discreto e instalación rápida

Adecuado para edificios de supervisión local.
Montaje en poste para ciudades.

Características de la sonda QAA

Compatible con varios protocolos de construcción EnOcean, Modbus, LoRaWAN y 0-10V

Alimentación nominal de 24 V CC (de 9 a 30 V).

Los datos se envían a la nube en tiempo real. 

Calidad del aire exterior, protocolos de comunicación, Modbus, LoRaWAN, EnOcean

¿Por qué es importante medir la calidad del aire?

calidad del aire interior y exterior

La contaminación se filtra

Todos los entornos no filtrados están expuestos a PM procedentes de la contaminación exterior.

Calidad del aire interior

Duración de la exposición

Pasamos el 90% de nuestro tiempo en espacios cerrados: en casa, en la oficina, en la escuela, en el transporte, en las tiendas, etc.

Calidad del aire interior y exterior

Exposiciones triples

Emisiones interiores, contaminación exterior y acumulación interior.

Póngase en contacto con nosotros para una consulta personalizada con nuestros expertos.

Póngase en contacto con nosotros para una consulta personalizada con nuestros expertos.

Ir más lejos

Compatibilidad con diversos protocolos de construcción:

El sensor QAA (Calidad del aire ambiente) de NanoSense destaca por su capacidad de adaptación a diversos protocolos de construcción, lo que lo hace flexible para su uso en una amplia gama de entornos. Esta adaptabilidad es crucial para la integración en sistemas de gestión de edificios (BMS) existentes o nuevos. Entre los protocolos compatibles se incluyen EnOcean, Modbus y LoRaWAN, cada uno de los cuales ofrece ventajas específicas.

Complementario de la sonda IAQ EP5000 vía EnOcean 

EnOcean: comunicación inalámbrica sin pilas :

  • Eficiencia energética: EnOcean es un protocolo inalámbrico que no utiliza pilas, lo que lo hace ideal para aplicaciones de desarrollo sostenible. Utiliza la energía ambiental (como la luz solar y las diferencias de temperatura) para funcionar, lo que reduce los requisitos de mantenimiento y el gasto de baterías.
  • Fácil instalación: Dado que funciona de forma inalámbrica, EnOcean es fácil de instalar y configurar, lo que resulta especialmente útil para edificios existentes en los que el cableado puede suponer un reto.

Modbus: flexibilidad y fiabilidad :

  • Estándar industrial: Modbus se utiliza ampliamente en aplicaciones industriales y de construcción para la comunicación entre dispositivos electrónicos. Es conocido por su fiabilidad y facilidad de integración.
  • Admite comunicaciones por cable e inalámbricas: Modbus está disponible en versiones RTU (por cable) y TCP/IP (inalámbrica), lo que ofrece flexibilidad para diferentes configuraciones de edificios.

LoRaWAN: largo alcance y bajo consumo :

  • Ideal para aplicaciones de ciudades inteligentes: LoRaWAN se caracteriza por su largo alcance y bajo consumo de energía, lo que la hace idónea para aplicaciones de ciudades inteligentes y edificios dispersos en grandes campus.
  • Seguridad y alcance: LoRaWAN ofrece comunicación cifrada y puede cubrir amplias zonas, incluidos lugares de difícil acceso con las tecnologías inalámbricas tradicionales.

Características principales de la sonda QAA :

  • Medición precisa: QAA mide parámetros esenciales como CO2, COV, partículas, temperatura y humedad, proporcionando datos completos sobre la calidad del aire.
  • Versatilidad: Diseñada para adaptarse a diversos entornos, la sonda puede utilizarse en edificios comerciales, residenciales, educativos y sanitarios.
  • Conectividad: La conectividad multiprotocolo permite una fácil integración en los sistemas BMS existentes, optimizando la gestión de la calidad del aire y el rendimiento energético de los edificios.

Conclusión:

La sonda QAA de NanoSense, con su capacidad de adaptación a múltiples protocolos de edificios, ofrece una solución flexible y eficaz para controlar y mejorar la calidad del aire en diversos contextos. Ya sea en un solo edificio o a escala de una ciudad inteligente, la sonda QAA es una valiosa herramienta para la gestión óptima del ambiente interior.

 

Alimentación nominal de 24 V CC (de 9 a 30 V).

Los datos se envían a la nube en tiempo real. 

Interacción entre el aire interior y exterior :

La calidad del aire interior y exterior están intrínsecamente ligadas. El sensor IAQ EP5000 de NanoSense, diseñado para controlar la calidad del aire interior, desempeña un papel crucial en esta dinámica. Comparando los datos de calidad del aire interior con los de calidad del aire exterior, es posible optimizar las operaciones de ventilación, ya sean manuales (como abrir las ventanas) o automáticas (controlando la ventilación).

Optimizar la ventilación manual :

Un control preciso de la calidad del aire interior ayuda a determinar el momento óptimo para la ventilación manual. Abrir las ventanas suele ser el método más sencillo y directo de mejorar la calidad del aire interior. Sin embargo, esta acción debe programarse cuidadosamente, teniendo en cuenta la calidad del aire exterior para evitar introducir contaminantes adicionales. El sensor EP5000 ayuda a determinar el mejor momento para ventilar, en función de los niveles de contaminantes y de las condiciones atmosféricas exteriores.

Control automático de la ventilación :

Cuando se integra en un sistema de ventilación automatizado, el dispositivo EP5000 permite un control más preciso de la calidad del aire interior. Al medir continuamente los niveles de CO2, COV, partículas y otros parámetros, el sistema puede ajustar automáticamente la velocidad de ventilación para mantener un aire interior saludable. Esta regulación automática es especialmente eficaz para mantener un ambiente interior óptimo al tiempo que se maximiza la eficiencia energética.

Sinergia entre la vigilancia de interiores y exteriores :

La combinación de la monitorización del aire interior y exterior proporciona una visión global de la calidad del aire. Este enfoque holístico permite ajustar proactivamente las estrategias de ventilación para responder a las variaciones de la calidad del aire tanto en el interior como en el exterior del edificio. Esta sinergia no sólo garantiza un aire interior saludable, sino que también ayuda a reducir la carga de los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC), lo que supone un ahorro de energía.

Conclusión: Gestión inteligente de la calidad del aire :

La supervisión de la calidad del aire interior con el sensor EP5000 de NanoSense, además de los datos sobre el aire exterior, ofrece una solución completa para optimizar las operaciones de ventilación. Esta gestión inteligente del aire garantiza un ambiente interior sano y confortable, al tiempo que mejora la eficiencia energética de los edificios. Es un enfoque esencial para mantener el equilibrio adecuado entre la calidad del aire, la salud de los ocupantes y la sostenibilidad medioambiental.

La contribución esencial de los sensores a la ciudad inteligente :

En el contexto de las ciudades inteligentes, la vigilancia de la calidad del aire exterior se ha convertido en un elemento crucial. Los sensores avanzados que proporcionan datos precisos y en tiempo real sobre la contaminación desempeñan un papel decisivo. Estos datos permiten a los responsables de la toma de decisiones, los planificadores urbanos y los ciudadanos adoptar medidas informadas para mejorar la calidad del aire urbano, contribuyendo así a la creación de entornos más saludables y sostenibles.

Control en tiempo real de la calidad del aire :

Los sensores modernos pueden medir una amplia gama de contaminantes, como NOx, ozono, partículas finas, así como los niveles de CO2 y COV. La capacidad de proporcionar estos datos en tiempo real es esencial para las ciudades inteligentes, ya que permite reaccionar de inmediato ante los picos de contaminación y realizar una planificación urbana más precisa.

Apoyo a la toma de decisiones en materia de políticas urbanas :

La información que proporcionan los sensores de calidad del aire es inestimable para la toma de decisiones políticas. Permite a las ciudades aplicar estrategias de reducción de la contaminación, como la regulación del tráfico, la creación de zonas de bajas emisiones y el desarrollo de infraestructuras verdes. Estos datos también pueden influir en decisiones más amplias sobre planificación urbana y desarrollo sostenible.

Compromiso público y sensibilización :

La disponibilidad de datos sobre la calidad del aire fomenta la implicación y la concienciación de los ciudadanos en cuestiones medioambientales. Los ciudadanos informados pueden adaptar su comportamiento, por ejemplo, eligiendo medios de transporte más ecológicos o apoyando iniciativas locales para mejorar la calidad del aire. La sensibilización ayuda a crear un impulso colectivo hacia ciudades más sanas.

Integración con tecnologías de ciudades inteligentes:

Los sensores de calidad del aire pueden integrarse en la red más amplia de tecnologías de las ciudades inteligentes, como la gestión del tráfico, la vigilancia meteorológica y los sistemas de gestión de la energía. Esta integración permite un análisis y una gestión holísticos del entorno urbano, maximizando la eficacia de las iniciativas de las ciudades inteligentes.

Conclusión: hacia un futuro urbano más saludable y sostenible :

La vigilancia de la calidad del aire mediante sensores en el contexto de las ciudades inteligentes es algo más que medir la contaminación; es una herramienta esencial para configurar el futuro de los entornos urbanos. Al proporcionar datos precisos en tiempo real, estos sensores permiten tomar decisiones informadas para mejorar la salud pública y la sostenibilidad, haciendo que las ciudades no solo sean más inteligentes, sino también más habitables para todos.

<i class=" fa fa-angle-up" aria-hidden="true" role="img"></i>